Follow by Email

lunes, 14 de abril de 2008

THE TROOPER


Increíble pero cierto, por fin llegó el muy ansiado 27 de febrero, día de iniciar la travesía, el aeropuerto de Quito se tiñó de negro para acoger a los a los soldados del metal quienes dejaron en claro que los empresarios ecuatorianos tienen la imaginación de un zapato, por q piensan… no, esos no piensan, mejor dicho creen q si no suena en un programa radial conducido por una ridícula dueña de una voz de chica fácil no tiene potencial para q pisen el país de manuelito.

Pero el Dios del trueno es generoso con sus seguidores, y esta vez no podía ser la excepción, al arribar a Bogotá la aeronave se estacionó junto al Ed Force One…


El avión cuyo capitán es Bruce Dickinson se erguía imponente mostrando q era verdad, Iron Maiden estaba cerca y esto era un solo abrebocas de lo q se venía. Estábamos tan cerca y tan lejos q no importaba si vivíamos para pelear otro día (We get so near yet so far away; We won't live to fight another day)... y este fue un evento q debia ser celebrado tal y como los antiguos vikingos lo habrían querido, con el brebaje q se sirve solo en el Valhala...

No hay comentarios:

Publicar un comentario