Follow by Email

lunes, 1 de julio de 2013

KILL BIEBER

En días pasados exprese mi indignación por una noticia q sin duda representa uno de los capítulos más nefastos dentro de la historia ecuatoriana; me refiero al hecho de q ese pelmazo de Justin Bieber va a realizar un concierto en mi país.
Y es q no voy a ahondar más en mi opinión, q de humilde no tiene nada, de q este tipo de música es hueca y constituye un retroceso a lo poco q hemos evolucionado en cuanto al arte. De hecho Beethoven, Mozart, Hendrix y Dimebag Darrell deben estar agradeciendo q no están vivos para tener q sufrirle a este individuo y sus seguidores.
Tampoco pienso insistir en q este tipo no es un pedante (llego a compararse a si mismo con Cobain!!! De por Dios!!!), y mucho menos me voy a poner a criticar a sus fans (q si en sus hogares no supieron inculcarles educación y principios, eso no es mi problema).
Otra cosa q no pienso mencionar es lo frustrante e indignante q es vivir en un país en donde los verdaderos artistas no vienen ni de visita (y menos si ya se enteraron del tremendo trafico q toca aguantar para salir y entrar al aeropuerto); de hecho parece q nos bypasean para irse directo a Lima o Santiago. Debo aclarar q no me refiero solo a los mechudos metaleros; q eso es tema de otro post; si no a la poca calidad de los mal llamados artistas q últimamente vienen al Ecuador. Y no me vengan con q es cuestión de precios… por q con lo q cuestan las entradas a Bieber, capaz q pagaban todos los sueldos atrasados de los jugadores del Quito (q para el DT si no hay plata).
El objetivo de este post es el de buscar ideas q nos permitan aprovechar q ese hermafrodita viene al país de Manuelito y hacerle un favor a la sociedad, como diría Uma Thurman: “I want to Kill Bieber”; aunq siendo estrictos, con ese tipo no habría un final tan tenso como con David Carradine, más bien seria un minuto de gritos femeninos por parte de esa niña y un misericordioso sablazo por parte de Thurman para acabar con su sufrimiento.
En fin, esta como claro q un acercamiento directo es muy difícil con tanto negro grandote q le rodea (el dice q son sus guardaespaldas, pero yo tengo mi propia teoría q implica q efectivamente los morenos estén a sus espaldas).
Además, lo ideal sería q parezca un accidente, por q tampoco se trata de convertirle en un mártir para la bola de sordos q le siguen.
Otro tema descartable es intentar q parezca un suicidio, ya q es evidente q ese tipo nunca va a entrar en conciencia de su inmunda realidad y no va a hacernos el favor de hacerse a un lado. Y aunq lo hiciera, ese tipo no tiene los pantalones para apretar el gatillo; y así se atrevió a compararse con Cobain!! Es q todavía no puedo creerlo!!! Para aparentar accidente debería ser algo a lo q siempre tenga acceso… pero q no parezca sobredosis, por q de lo único q ese podría morir es por sobredosis de “guardaespaldas”.
La primera idea q se me vino a la mente, es aquello q todo extranjero q viene a mi lindo Ecuador tiene q sufrir, y es la comida. Acá la comida es muy rica, y hay para todos los gustos, pero de igual manera no está hecha para todos los estómagos. Por eso, la mejor opción para q tenga la muerte q merece, seria invitarle a comer librillo de balde con jugo de coco en funda y una libra de fresas sin lavar… luego de ese menú, la amebiasis acabara con lo poco q la diarrea haya pasado por alto.
Otra opción es aprovechar las ventajas geográficas, específicamente me refiero a la altura de Quito. Si deportistas profesionales se han quejado q la altura les provoco problemas respiratorios, he ahí la oportunidad, hay q llevarle al teleférico, y en la cima, esperar q vaya la baño y se le manda una manaba voluptuosa (o uno de sus “guardaespaldas”; lo q se le antoje en ese momento) q se le suba encima y no se baje hasta q le de un infarto. O quizá llevarle a visitar el cráter del volcán Tungurahua y “accidentalmente” empujarle… pero aclarándole al Tungurahua q aunq tiene cara de niña no se trata del sacrificio de una virgen, si no, más bien de un favor personal q le estamos pidiendo.
Si se cuenta con tiempo, existe la opción de matarle de iras, no es si no averiguar por donde nuestro “inteligente” alcalde está haciendo trabajos, le llevamos en auto y q aguante el trafico maldito de horas pico, mientras le contamos los planes para el antiguo aeropuerto y como nos entregan tres fierros en una pista pintada diciendo q ya es el parque bicentenario (y como luego “aclaran” diciendo q es una posesión simbólica del parque a nombre de la ciudad); luego provocamos q un ebrio se pase un semáforo y le choque, para q ese rato nuestra eficiente policía le diga q fue su culpa por no dejarle pasar el borrachito y si no les da “para las cervecitas” se le llevan detenido el auto. Y si aun respira, le sentamos a ver una sabatina del compañerito. Resultado, muerte por colerín.
Una manera poco practica, pero de seguro divertida, sería ponerle una camiseta del Emelec a este hibrido humano y luego soltarle en medio de la Sur Oscura… eso si q seria un espectáculo q valdría la pena ver.
En fin, citando a un científico loco: “un hombre puede soñar”. Q al final del día mi único consuelo es q creo en el Karma, y por estar pagando esta pena de aguantarle a ese simulacro de hombre en lugar de poder disfrutar en Quito de un buen concierto de AC/DC, espero en la próxima vida sacarme la lotería o trabajar para google. Aunq pensándolo bien, no estaría mal q los mechudos nos organicemos para hacer una protesta como la de las afueras del Maracaná, pero con juegos de azar y mujerzuelas (quien no ha visto Futurama no lo entenderá).
Eso es todo, sean felices y recuerden, q la única manera de hacer un mundo diferente es dejando de ser indiferente. Pórtense mal y cuídense mucho.
Stone cold sober and stone cold sweat Running down the back of my neck To lose means trouble, to win pays double And I got me a heavy bet