Follow by Email

lunes, 14 de abril de 2008

RIME OF THE ANCIENT MARINER


El público respondió muy bien, y es q no todos los días se puede ser parte de un evento q uno solo observa en TV.

The Trooper pasó de buena a sublime, Bruce Dickinson vistió la casaca de soldado y con un par de banderas rasgadas emulo a la mascota de esta canción, mientras se escuchaba un solo brutal como pocos y frente a un público delirante (Julio: Tatuaje).

Nunca creí q Wasted Years podía sonar tan bien en vivo, con lo complicados q son tanto el solo como el intro. Pero esas son limitantes para bandas mediocres, no para la doncella de hierro.

Además del hecho de q fue la primera del concierto, Aces High contagia euforia cuando Harris dispara al público con su bajo.

Fear of the dark, no todos los días se puede ser parte de la elite metalera al corear su tan famoso intro.

Number of the beast y 2 minutes to midnight, dos clásicos de los cuales no se puede decir algo q este a la altura.

Run to the hills… pasaje $250, boleto $150, gritar “We gave him hell”… no tiene precio.

Heaven can Wait… muéranse desgraciados q subieron al escenario… yo no conozco eso de “envidia sana”.

El intro de The Clairvoyant es mágico, el papá de la china Harris hace q el bajo suene demoledor

Hallowed By the Name, un sentimiento agridulce, por un lado; un clásico de la música sombría, y por otro saber q esta era el final del mejor concierto al q he asistido.

Mención aparte se la merece Iron Maiden, en la cuál salió el muñeco de más de 3m de altura, esta vez el elegido fue el ciber robot del Somewhere in Time, con pistola y todo…

Todo esto por haber viajado al norte, hasta q todo esté en calma (Sailing on and on and north til all is calm)

No hay comentarios:

Publicar un comentario