Follow by Email

lunes, 14 de abril de 2008

POWERSLAVE

Nada dura para siempre, y la verdad tras todo un día de espera, mala alimentación, el frío de sacarse la camiseta en la noche bogotana, entre otras cosas, cuando llegó el final, el público recibió feliz el final de una larga jornada.

La nota divertida la puso la producción q rememorando los desalojos q acostumbran en las discotecas, pusieron una canción lo más de feliz y suave, tanto q recordaba a los pitufos, y como tales los cinco jinetes salieron bailando y silbando música fresa dentro de los ojos de la noche q estaban observando la marcha (Into the eyes of the night - watching me go)

No hay comentarios:

Publicar un comentario