Follow by Email

lunes, 14 de abril de 2008

HALLOWED BY THE NAME

Como dijo Dorothy, no hay lugar como el hogar, por bien q se la pase siempre queda un pequeño sentimiento de ser un extraño en tierras extrañas, además el regreso era una cuestión de vida o muerte… y es q por mucho q se desee, las deudas no se pagan solas, no vaya a ser q por cobrarlas me persiga un acechador o mujeres en uniforme. Nota al pie: todos deberían probar alguna vez la sensación de volar chuchaqui… una elección digna solo de piezas dementes por q provoca querer bajarse del avión sin importar la altura o si aun se encuentra en movimiento, de emular el desenlace del vuelo de ICARO, por q unos tragos encima hacen q el viaje dure de aquí a la eternidad.

Esto está tan largo q parece q las arenas del tiempo caen lentamente, solo espero q les haya gustado tanto como a mi el escribirlo, pero no puedo finalizar sin agradecer a la legión colombiana ellos fueron el factor X q permitieron volar donde las águilas se atreven y correr libres por las calles de los sueños infinitos. Muchas gracias sin su ayuda no podría haber disfrutado de lo mejor de la bestia….

No hay comentarios:

Publicar un comentario