Follow by Email

domingo, 18 de enero de 2009

Entre antros y covers

Muchas veces me he preguntado si el tercer mundismo en el q nos hallamos, y q lamentablemente es la imagen q reflejamos al exterior, es consecuencia de todos los golpes económicos y corruptos q ha sufrido mi país, o es simplemente un estado mental q nos autoimponemos y q nos impide superar la berrera de la mediocridad y así no poder alcanzar días mejores.

Para mi esto se refleja en el medio ambiente en el q uno se mueve, ya sea la oficina, o lugares de esparcimiento, y son estos segundos los q tienen mi atención esta vez.

Y es q es muy duro q en Quito no haya un antro q se pueda llamar genial, original, q ponga algo q no sea reguetton (o como sea q eso se escriba), y q no requiera q te gastes media quincena en una noche para pasarla bien.

Es decir, enfocando un poco mas, me refiero a los bares rockers, q lamentablemente son un culto al masoquismo, por q no puede ser sano q para reunirse entre metaler@s a escuchar un poco de verdadera música y conocer gente afín, uno tenga q aguantarse sillas y mesas de plástico, paredes vacías y cerveza brahma (esa cosa casi hace q pierda mi fe en el zumo de cebada), o lo q es peor, en una gran demostración de desubique resulte q tengan el poster de las chicas cerveceras. El problema es q uno solo quiere una bielita rockera.

Seguramente no es barato ponerse un mega bar, pero la imaginación es gratis, y con un poco se podría ensamblar algo q en verdad valga la pena. Una buena pintura q no sea la típica pared aburrida de un solo color, decorar el lugar con un poco de visión, y tengo muchas otras ideas q no las publico por miedo al plagio… por q espero q algún día un blogger postee algo como q “He entrado al mejor bar del planeta.. y está en Quito”. Por q estoy seguro de q si se puede ensamblar un buen antro rocker sin q este traicione el principio underground y rebelde q inspiró el mejor genero musical q el buen Dios puso sobre la tierra (y hasta debajo de ella).

Un capitulo aparte son los baños en dichos bares, cuando uno pisa algo suave, no le queda mas q rezar al cielo por q no haya sido algo q salió del cuerpo de otro ser humano. Es más, deberían alquilarte esas botas de caucho q llegan a la rodilla antes de entrar a los baños, créanme q seria un buen negocio. Y entre nos, hace rato q para jalar la cadena lo hago con los pies… no importa q digan, mis manos no tocarán eso.

Lo más triste, q seguiré acudiendo a los mismos mientras me siga gustando el rock en todos sus géneros y tipos. Como lo hice en esta semana, al homenaje a Héroes del Silencio(por cierto, gracias Dios por las mujeres a las q les gusta escuchar Héroes a todo volumen). Por q si hay algo q me caracteriza es mi extraña fascinación por asistir a conciertos q duran horas y donde se puede ver a gente q por lo menos lo intenta, aunq sea con música q otros hicieron famosa.

Ahora q lo pienso, no estoy muy seguro de por q me gusta tanto espectar esos conciertos, a lo mejor es por q soy parte de la generación “Ni cagando”, es decir “Ni cagando viene Megadeth”, “Ni cagando viene Deep Purple” el muy sonado “Ni cagando viene Maiden” y debo admitir q aun decimos “Ni cagando viene Ozzy”, entonces uno es muy feliz viendo como algunas bandas interpretan lo mejor q pueden a los clásicos, aunq francamente alguno solo lo intentan pero no lo logran.

O puede q simplemente se deba a q la música en vivo transmite mucha energía, sin mencionar la contagiante euforia q existe al estar entre el público, y al final toda esa adrenalina s vuelve adictiva.

Lo irónico del asunto es q siempre me ha enorgullecido haber asistido a los peores huecos a moshear un poco, gritar aun mas y hacer los cachitos satánicos . Es algo así como las cicatrices de guerra q uno muestra después de la batalla.

En fin sean felices y nos vemos en el próximo homenaje al q asista a escuchar covers en algún hueco q muy difícilmente merezca ser llamado bar.

PD. Ya tengo la entrada a Maiden y a Santana (Soy feliz)

En la piel de una gota
mis alas volvieron rotas
y entre otras cosas
ya no escriben con tinta de luz

El paraíso deviene en infierno y
luego se queja
y sin que nadie se mueva
¿quien lo arregla?

No hay comentarios:

Publicar un comentario