Follow by Email

miércoles, 25 de marzo de 2009

Mano a mano: Dentista vs. Bachata

De seguro muchas personas piensan q soy un dramático exagerado cuando digo q prefiero ir al dentista en lugar de tener q escuchar bachata, esa bachata chola y asquerosa q te ponen en los buses.

Pues únicamente para exponer mi punto he decidido demostrar q tengo razón organizando un encuentro mano a mano Dentista vs. Bachata.

Con el fin de igualar las fuerzas, y para q conste q no existe favoritismo alguno, hay q definir como es la visita al dentista, y es q con ayuda de la tecnología moderna el q te calcen una muela ya no constituye un dolor, y mucho menos va a ser tan molesto una visita de rutina para una limpieza dental. Entonces para equiparar el asunto la situación es esta, hay q imaginar que es las dos de la mañana y de repente te despierta un dolor de muela de esos q no permiten ni hablar, por q el simple contacto con el aire frío ya provoca gritos, además el único dentista abierto a esas horas indecentes es un veterano al q le tiemblan las manos y q desconoce lo q es un taladro láser, o sea, va a trabajar con la muy conocida y odiada fresa, cuyo rugir aun provoca pesadillas. La otra dolorosa opción es mamarse tres horas de bachata.

Libre Albedrío: Aunq influenciado por el dolor, uno elige ir al dentista, mientras q la bachata muchas veces te la obligan a escuchar los señores buseteros y otros irrespetuosos del derecho ajeno, por q estadísticamente es muy raro subirse a un bus con un chofer q goce de buen gusto musical… Punto para el Dentista!!!



Sufrimiento:
Debo confesar q en el dentista y con la maldita fresa he pasado muchos de los momentos q quisiera q mi subconsciente bloquee para evitar los dolorosos recuerdos. Pero la verdad no los cambio si con eso pudiese evitar el desastroso resultado musical q provocó el nacimiento del ruido bachatero… Punto para el Dentista!!!



Hambre:
El dentista te dice “Espere un par de horas para comer” y listo, luego de ese lapso eres libre para estrenar tu indolora muela. Tras tres horas de bachata se termina con nauseas, dolor de cabeza y no solo q tu apetito queda arruinado, si no q si eres de estomago débil hasta el desayuno de esa mañana puede tener un muy triste final. Punto para el Dentista!!!


Motivación: Si te duele una muela es tu culpa por no tener la precaución de limpiarte bien los dientes, así q uno termina en el dentista resignado y aceptando la culpa. La bachata te la clavan sin pedirte permiso y encima sus adeptos te acanallan cuando pones cara de “Q mier*** es eso???”… Punto para el Dentista!!!



Formación Académica: Ya sea el dentista o su sexy enfermera, ambos requirieron de estudios superiores y de un esfuerzo intelectual. Para tocar bachata solo se necesita haber nacido con un muy mal gusto musical y ser fruto de alguna relación inmoral y/o incestuosa… Punto para el Dentista!!!

Sexo: En realidad dudo q una visita al dentista q describí (un viejito con principios de mal de Parkinson) inspire alguna sensación libidinosa, a no ser q tenga una enfermera con una falda digna de trama de película porno. Mientras q he escuchado q “es muy rico bailar pegadito la bachata”, al carajo el morbo, tendría q estar muy ganoso para despacharme una fanática de la bachata, después de todo tengo principios… Punto para el Dentista!!!



Beneficio Intelectual: Algunos dentistas te ponen música tratando de serenarte mientras sufres, otros te cuentan ciertas cosas q incluso pueden terminar siendo interesantes. Cual es el mensaje q deja la bachata?? Todos somos unos criminales cursis, sufridores y babosos?... Punto para el Dentista!!!


Anécdota: Una vez q el dentista te despachó, hay quienes lo vemos como una hazaña digna de contar llenos de orgullo y exagerando los dolorosos detalles. Mientras q tras escuchar bachata o se lo cuenta con rabia, o con la mirada baja y avergonzado… Punto para el Dentista!!!



Alivio final: Después de la dolorosa faena de q te taladren una muela hiper sensible, el alivio es tal q no se duda en agradecerle y pagarle al doctor por haberse apiadado de ti y haber acabado con la tortura. La bachata molesta, estresa, y no es q se apiadan y te la quitan, si no q se les acaba el veintiúnico CD de aventura q tenían por ahí, así q se termina con ganas de agradecerle a patadas al desgraciado q te puso ese ruido mal llamado música… Punto para el Dentista!!!



Moraleja el Dentista gana y por goleada, ya parece el campeón de América sonandole al campeón de Ecuador :)

Esos es todo, sean felices y q la muerte llegue pronto a sus enemigos.

All day long I think of things
but nothing seems to satisfy
Think I'll lose my mind
if I don't find something to pacify
Can you help me, occupy my brain?
Oh yeah

2 comentarios:

  1. Y otros tres millones de puntos al dentista porque al salir de su consulta tienes una brillante sonrisa digna de mostrar mientras que despues de viajar 40 minutos oyendo bachata no eres capaz de volver a sonreir en mucho tiempo. Si no fuera por los audífonos que me resguardan durante cada viaje en bus creo que mi cerebro se habría desintegrado por la tóxica influencia de eso que no se si califique como música

    ResponderEliminar
  2. Pues sabes q esa se me escapo, y resulta q eso era... Punto para el Dentista!!!

    ResponderEliminar