Follow by Email

lunes, 24 de marzo de 2014

Metallica en Ecuador, parte III... METALLICA IS HERE!!!!!

Hey gente
Suena The ecstasy of gold en la fría (helada) noche de Quito, acompañado de un corte en el q Eli Wallach corre emocionado por q ha llegado al lugar del tesoro en “El bueno, el malo y el feo”. Y de repente, como en un flash de película ochentera; la ansiedad por comprar las entradas, la espera por que llegue la fecha del concierto, los tributos q calentaron los días previos, los idiotas de las redes sociales quejándose del set list, la larga y desordenada fila para entrar, y las casi 8 horas seguidas de pie, pasaron en segundos frente a mis ojos para entender q al fin Metallica iba a tocar en Ecuador. Empezaron con Blackened, misma q al sonar ya daba una idea de lo q íbamos a disfrutar, metal del bueno, con un sonido brutal, y todo adornado por la luna llena sobre la capital del país de Manuelito (siempre hay tiempo para disfrutar de la luna).
Metallica sabe como encender al público (iba a poner “el respetable”, pero yo estuve ahí, y esos de respetable… ni el apellido de su mamita), y es por eso q no dudaron en tocar como segunda canción uno de sus más insignes clásicos: Master Of Puppets!!!! A esas alturas el parque Bicentenario se quería caer, toda ese gente gritando y coreando detrás de mí… por q humildemente, Muéranse de Envidia!!! Segunda fila carajo!!!!
Lo q si debo señalar es q ese concierto lo viví muy diferente a lo q por allá en mi adolescencia me imaginaba q seria un concierto de Metallica, primero la banda, si bien siguen siendo unos virtuosos, ya no cabecean como en los videos q uno veía en los 90’s, de hecho el único mechudo es Rob Trujillo (q tampoco formaba parte de la banda hace 20 años). Y segundo del público, si bien es cierto cada quien tiene derecho de rockear como quiera, yo no entenderé como alguien está en primera fila y se la pasa todo el concierto tomando fotos borrosas y videos con mal audio, de hecho adelante mío estaban los dos casos, un tipo q se la paso con el celular en la mano y ni cantaba por tomar fotos, y un pelado q ya tumbaba la baranda de tanto cabecear… adivinen con cual me identificaba??? No digo q estuvo malo, al contrario, estuvo genial, pero no tuvo la misma fuerza y adrenalina q me imaginaba q tendría.
Volviendo al concierto... Welcome home fue de tercera, y es q esa canción no podría ser más oscura. La pongo a la altura de Black Sabath (la canción, no el grupo). De ahí en más comenzaron los clásicos, Ride the lightning revivió las raíces del trash con ese intro legendario, para tras un pequeño solo de guitarra, cumplir mi sueño de adolescencia, escuchar The Unforguiven en vivo, y como se debe, con una guitarra acústica de por medio. En ese punto sabia q era verdad, estaba en el concierto de Metallica!!!!
A esas alturas, mientras trataba de recuperar mi voz, la banda nos dio un descanso y toco su nueva canción The Lord Of Summers, un titulo débil para una canción buena. Ya con las pilas recargadas, era el momento de sentirse poseso y cantar …And Justice for All y Sad but true. Me acuerdo el sonido de esa batería y me regreso, esa es la muestra de lo potente q es el sonido del metal (no me voy a poner en discusiones, q si son trash, q si son heavy, q si son bachata…). Una cosa destacable es la manera q tienen los Metallica de gozárselo, Lars toca con la misma pasión y fuerza q en el 83, q tiene o no un genio del demonio, no está en discusión; de largo, uno de los mejores bateristas del planeta.
Fade to black sirvió de antesala para la q seguro seria la canción más emotiva de la noche, y es q más de uno estuvo meditabundo recordando al gran Cliff Burton mientras sonaba hijo predilecto, Orion, una obra q al igual q los grandes clásicos, no necesita tener letra para ser perdurable.
Pero la noche no estaba ni cerca de acabarse, faltaba mucho para finalizar las casi 3 horas de concierto (si, leyeron bien, TRES), de hecho se venían grandes cosas, q dieron inicio con ONE, en la q toda la pirotecnia me provoco tocarme las cejas para verificar q no se habían quemado, es más, eso estuvo lo suficientemente espectacular para q más de uno se haya preguntado si debido al susto no necesitaba un cambio de pantalones.
Ya con la adrenalina al borde, Metallica remató a Quito para q mosheen (del verbo bailar mosh, no del verbo tener moza) con Battery, y cabeceen con For Whom the bells tolls!!! Dos canciones cortas en duración, pero eternas en el panteón del metal.
Llego el turno de las canciones de la discordia, q si me gusta, q si es solo para noveleros, q si no la tocan vendo mi entrada, q si soy un pobre y triste imbécil, etc… yo por mi parte las disfrute como el q mas, y al q no le guste q se vista y se vaya. Nothing else mathers es muy emotiva para quienes conocemos el contexto del origen de la letra; y luego llegó la entrada del arenero, su canción insignia: Enter Sandman, a esa canción ni le sobra ni le falta nada, o mejor dicho lo único q le faltaba es q yo la cante (grite) en vivo.
Yo a esas alturas ya me daba por atendido, pero tras el encoré y el merecido “ole, ole, ole, ole META - LLICA”; nos obligaron a cabecear con Creeping death, Die, die, die, die... Simplemente para demostrar q aun les quedaba combustible Metallica tocó Fuel. Y la gente la gritó. De cómo llegó al set list, hablaré más adelante.
Lamentablemente nada es eterno, y tras tres horas q se pasaron como tres suspiros, llego el final de la noche, llego el momento de buscar y destruir, de vivir una verdadera fiesta con Seek and Destroy, no sin antes preguntar si podían seguir tocando, si es q no nos metíamos en problemas… ahora resulta q todos se preocupan de mi bienestar (Ozzy ya me dijo “Irán con cuidado a la casa”). Los q estábamos adelante disfrutamos con las pelotas playeras con el logo de Metallica, y al ver a mi alrededor, por un momento casi 35 mil personas fueron felices al mismo tiempo.
Si, lo admito, si me preguntan cuál es mi grupo favorito creo q nunca diré Metallica, pero eso no me va a impedir decir q en Quito Metallica demostró el por q está en el estrato de mega banda. De esos grupos eternos q suben al escenario y son capaces de dar todo de sí para brindar un show legendario, q se graba con fuego en la memoria de sus fans.
Eso fue en esencia el show, el concierto como tal, pero hubo muchas cosas a su alrededor q merecen ser mencionadas, y ahí van sin ningún orden en específico:
Teloneros:
Desde q se supo q venia Metallica, comenzó la discusión de quienes deberían ser sus teloneros, yo ya di mi opinión en un post anterior, así q no lo voy a repetir. Lo q si voy a decir es q primero salieron los ecuatorianos MadBrain, honestamente les aplaudí solo por ser locales (además del merito de q no les tembló tocar ante tanta gente), repito, no me gusta el hardcore, punto.
Luego vino la banda paraguaya de instrumentos reciclados, Cateura… la verdad, aunq la idea es buena, ese tipo de grupos no es para abrir a Metallica. Les doy el merito de q todo lo q interpretaron les salió bien, pero en otra situación lo habría apreciado como se debe.
Los últimos teloneros, un grupo q solo por nombres debería ser muy bueno, pero solo les alcanzó para ser buenos, De La Tierra, formado por Andrea Kisser (guitarrista de Sepultura), Andrés Giménez (cantante de A.N.I.M.A.L.), Alex (baterista de maná) y Flavio (bajista de los fabulosos Cadillacs). Tienen algunas canciones buenas, otras rescatables, y otras malas malas. Nota al pie, chistoso verle a Alex tocando como varón sin hablar de labios compartidos ni mariposones traicioneros.
Logística:
Sin desmerecer a nadie, uno ya es rodado en estas lides y no iba a caer como novato, si te quitan la correa, si madrugas y estás atrás mío, pues déjame q te llame novato. Yo ya he caído (léase el post de mi primer concierto de Iron Maiden), pero una sola vez le capan al toro, así q yo ya sabía q acampar por guardar puesto te puede servir como anécdota o para presumir a tus amigos, pero no te va a servir para tener un buen puesto; tanto así q ese día nuestro primer legionario llego a las 9am, yo a la 1h30 pm, conseguimos un excelente puesto y a mi lado estaba un tipo q durmió en la puerta del parque por 3 días… no voy a burlarme, q esa pasión es de admirar, pero siendo fríos, no es q el gano mucho sobre mi ubicación.
Setlist:
A ver, vamos por partes, yo fui adolescente en los 90’s, yo escuche el disco negro cuando salió, yo conocí a Metallica por Enter Sandman, yo aprendí a cabecear con Sad but True, y llore con The Unforguiven, así q el q venga un hipster frustrado a quererme ningunear por pedir q esas canciones sean las q toquen en Quito simplemente me enerva. La manera de elegirlas es innovadora, por votación en línea, pero no fue si no abrir las votaciones para q comiencen los frustrados en más de un ámbito (seguro q incluye el sexual) a insultar a los q no votaban por las canciones q su parecer son las adecuadas para Metallica. Pues q creen, tuvieron q comerse adoquines (por no decir mierda). El concierto era para todos, no solo para uno o un grupo, y así es la democracia (si no, por mi ya no habría quien de sabatinas). Si Metallica únicamente anunciaba q venia y publicaba el mismo set list, todo hubieran estado felices y emocionados, pero les dieron voz, la utilizaron para hablar basura.
En general a mi si me gusto, si leen los post anteriores, se darán cuenta de q algunas de mis favoritas quedaron fuera, pero ni modo, no por eso el concierto estuvo malo, ni mucho menos.
Organización:
Team Producciones valen tres atados de la más pura pulpa de “hierba buena”, no solo por poner 2 pobres cajeras a vender como 20 mil entradas, o por q como 4 veces anunciaron “oficialmente” fechas distintas para iniciar el canje de entradas, o por q los de provincias no sabían si las entradas se canjeaban solo en Quito, el colmo de la inoperancia fue el ingreso a las localidades, nunca hubo una persona q indique algo acerca del acceso, ni q medio organice, uno mismo tuvo q organizarse y apelar a la buena onda de los compañeros de lucha para así poder ingresar, un organizador no puede esperar q las masas piensen, ellos son los encargados de pensar, q para algo cobran tanto. Q si esa fila era para el banco, seguro q terminaba en violencia.
Entradas:
Para comprar entradas nos afiliamos al met club (en el sorteo mi hermano se gano la camiseta pero me la regalo :) ), así q no hubo fila, y para canjearlas, yo pasaba por si acaso por el estadio y al ver la enorme fila de 3 personas me acerque y en cinco minutos ya tenía las entradas canjeadas. Ósea, tampoco hubo fila. Fila la hice para entrar, pero no hacerla y tener ese puesto habría sido el colmo.
Claro q eso fue para mí… seria de preguntar q opinan los q entre compra y canje hicieron como 14 horas de fila.
Canción adicional:
Como dije hace un momento, Fuel ingreso de una manera suigeneris al concierto, lo mandaron a votación ese mismo momento a través de SMS, obviamente cobrados. Yo quería q gane Wiplash, pero igual disfrute Fuel. Lo q sí, es q queda demostrado q Lars es la máquina de hacer billete, ese man de todo hace negocio. No digo q sea malo, no se puede llegar tan lejos siendo lentito, solo digo q ese nos quiere como al tío q cuando se asoma te da plata, el día q ya no te da plata, ni le saludas. Aunq no negare q eso tiene sus ventajas, como por ejemplo q hoy ya me descargue en MP3 el concierto q dieron en Quito :)
Público:
En cuanto al público (ya explique q no le iba a poner respetable), primero voy a indicar q pienso q cada quien es libre de escuchar lo q le dé la gana mientras no me lo hagan oír ni de lejos, y es por eso q no pienso unirme a esa discusión de q noveleros, rockeros y demás. Hagamos un acto de autocritica. De entre tooooooooodos los “verdaderos rockeros”, quiero q alguno me diga si solo entre metaleros llenábamos el Bicentenario. Ya se vio hace 5 años en Iron Maiden, tremenda banda, un espectáculo de lujo, y solo fuimos 12.000, digamos q 3.000 no tenían para la entrada. Eso demuestra q metaleros lo q es metaleros, solo somos 15.000 en todo el Ecuador, en ese caso quedaban dos opciones, o pagábamos el doble (inclusive podría ser el triple); o simplemente y no venían… como siempre nos ha pasado.
Ventajosamente yo me la estaba pasando tan bien, q no me preocupe de si el de alado no sabe battery o si el de atrás solo se sabe Nothing Else mathers.
Lo q si se debe señalar es a los infelices q quisieron dar el llamado “puertazo”, q tristeza de individuos (me niego a llamarles “gente”), no digo q el concierto era barato, ni q todos estaban en la obligación de ir, pero de ahí a q este de acuerdo con violentar la entrada y dañar la velada a todos quienes si pagaron; nunca!!! Simplemente es un comportamiento incivilizado q no tiene justificativo, para q luego se quejen de q les estereotipan y les discriminan. A todos los q los apresaron ojala los tengan ahí al menos mes y medio, con eso no me fastidian en el concierto de Megadeth.
El Local:
A ver, esto está directamente relacionado con el punto anterior, al igual q sin la gente q fue solo por novedad, de igual manera este concierto no se habría podido llevar a cabo sin un espacio donde meter 38 mil almas. Aunq eso tampoco implica q yo piense q el sitio es el adecuado. Esta vez fui afortunado y pude pagar la entrada más cara además de haber conseguido una excelente ubicación, pero y si estaba en mis tiempos de universitario cuando tenía q sobrepreciarle el costo de las copias a mis padres para redondear mi presupuesto y poder pagar la entrada a general de un concierto??? Desde la general no es q se veía mucho, eso estaba muy lejos, y encima que todo el espacio para el público es plano… aun peor todavía. Ya se cuenta con el espacio físico, ahora esperemos q el nuevo alcalde aproveche nuestros impuestos y construya ahí un lugar con excelente acústica, inclinado (así los de general ven, desde lejos, pero ven); se q es pedir mucho, pero soñar no cuesta nada. Además, hace veinte años el q Metallica pise mi país era algo netamente onírico.
Los tributos:
Aprovechando q Metallica venía a estas tierras nefastas, la movida rockera nacional se movió mas de lo acostumbrado, y así fue q hubo varios tributos a esta banda, un abre bocas de lo q se venía. Eso es destacable, q siempre es bueno reunirse con mechudos afines a los gustos de uno, cabecear un rato, tomarse una cerveza y pasarla un buen rato sin estar con temor de q el rato menos pensado te claven reguetton. Personalmente, fui solo a dos, el uno hecho por metaleros, pero les falto calidad a los músicos; el otro muy bueno, pero les falto actitud a los músicos (ni siquiera cabecearon). Lo q sí, es q en ambos la goce como se debe.
En fin, aunq pienso q escribí lo justo, esto ya está como largo, así q no me queda más q desearles q la muerte llegue pronto a sus enemigos y q sean felices.
Shape shift, nose to the wind
Shape shift, feeling I've been
Move swift, all senses clean
Earth's gift, back to the meaning of life

No hay comentarios:

Publicar un comentario