Follow by Email

miércoles, 20 de febrero de 2013

Happy Birthday Kurt

Si bien es cierto q ya tengo listo algo q estaba previsto a publicar esta semana, resulta q me tope con q hoy es el cumpleaños de Kurt Cobain, habría llegado a los 46… y pensar q ya son casi 20 años de su muerte no hace sino q me ponga melancólico al recordar todo lo q ha sucedido en mi vida durante todo el tiempo q ha pasado.
Así fue q me entraron ganas de escribir algo acerca de Cobain (obviamente mientras escucho Nirvana… a denial!!! A denial!!! A denial!!!!), pero reflexionando un poco me dije a mi mismo: “Mi mismo, q se puede decir del Kurco q aun no haya sido dicho????” Tras meditar un rato, me di cuenta de q la respuesta es simple, el impacto y la huella q tuvo en mi vida, por lo q esta entrada será algo muy personal (de hecho tras revisarlo me parece demasiado personal, pero igual lo pienso publicar), evitando así q en otro lado se haya dicho algo similar. Sobre todo en estos días donde desde tu celular puedes tener acceso hasta a la carta de suicidio y el certificado de defunción del Kurt(quien quiere leerlos, pegue aquí), así q si alguien quiere saber más de su vida, de su música, de Nirvana, de Courtney Love, etc, bien pueda vagar por la red, q esta entrada no va a dar mayor información al respecto.
Y es q me parece q no hay mejor escenario para la melancolía q una mañana nublada como la de este día, este día de febrero, este día de febrero como otros 33 q he vivido; y hace como 20 o 21 de estos días de febrero empecé a salir de la niñez feliz para entrar en la terrible adolescencia (si, terrible, q para mí lo fue). Hay quien dice q recuerda con felicidad sus dulces 13-14-15-16… pues le felicito, yo no regresaría a esa época bajo ningún concepto; no viviría de nuevo esa época llena de inseguridades en la q sientes q cada una de tus acciones puede relegarte o incluirte socialmente. En donde empiezas a definir tu personalidad, pero se te complica al notar q quien no piensa igual q tu, puede llegar hasta a despreciarte; y al no tener la fortaleza moral ni/o estabilidad de ego, sientes q no perteneces a ningún sitio, ergo: empiezas a estar sometido a presiones sin sentido q fácilmente pueden llevarte a estados emocionales incómodos o a situaciones difíciles de sobre llevar.
Luego si uno se siente enojado y/o deprimido, no te parece justo q el mundo a tu alrededor sonría, eso incluye a la música (q francamente siento q influye en mi vida mucho mas q lo q influye sobre la del resto de los mortales), a mi me toco aguantar arjona, magneto, fey, au-d, y otros similares, q al no decir algo con lo q pudiera sentirme ligeramente identificado, para nada cambiaban esa sensación de no pertenencia social. A todas esas alturas yo ya estaba disfrutando de las bondades del rock, y de hecho en mi repertorio tenia grupos q en ese entonces ya eran considerados leyendas. Pero ninguno me provocaba esa sensación de q la música esta armonizando con tu estado de ánimo. No quiero ser mal entendido, yo a esos grupos los disfrutaba como el q mas, pero la música de Queen es bella, la de Metallica es imponente, The Doors es profunda, Clapton es triste y melancólico, Gun’s N’ Roses es energía pura; mientras q por otro lado aun no tenía mi oído educado para grupos verdaderamente enojados como Megadeth o Pantera.
En ese punto un amigo del colegio me hizo escuchar a este grupo relativamente joven (no llevaban más de 3 o 4 años de fama), y resulta q su música cruda y poco elaborada si provocaba q me sienta identificado. Música llena de ira e inconformismo, cantada por una voz desgarradora; música q llegaba a llenar un espacio vacío creado por esa falta de empatía q sentía en el mundo q me rodeaba. Y es q a veces, y solo a veces, lo peor de sentirse enojado no es el enojo en sí, sino más bien es el darse cuenta q nadie más se siente igual; llevándote a una sensación de soledad (guau… q denso q se me hizo recordar todo esto!!!). Hasta el día de hoy el grunge (aunq Cobain murió insistiendo en q el tocaba punk) sigue siendo una puerta de escape cuando la vida diaria le lleva a uno a pensar “Por q no se acaba el mundo y nos morimos todos???!!”
Lo irónico del asunto es q, tal vez por q en un ataque de egocentrismo sentía q tenía mis propios problemas para preocuparme, su suicidio no me impacto tanto como a mucha gente q conocí (hubo quien lloro, quien se tatuó, etc); tampoco es q sienta q el mundo del arte cambio para siempre con su ausencia; al contrario, lo hizo con su presencia. Es más, no estoy seguro de q de seguir vivo el habría llegado a ese estado de leyenda q hoy ostenta (si inclusive se arrepintió de haberse “vendido” y grabado el unplugged de mtv, a pesar de q de largo es su mejor presentación en vivo); o quien puede asegurar de q Nirvana seguiría unida y funcionando como banda. Hasta cabe la posibilidad de q en lugar de tener una muerte icónica para el mundo del rock se hubiera apagado lentamente y en el olvido como lo hizo Layne Staley de Alice in Chains. Pero lo q si debo decir, es q cuando investigue un poco más, y entendí sus motivos para llegar al suicidio, la verdad no pude sino sentir empatía hacia él, ya q debe haber sido muy pesada la carga emocional para llegar al punto de dispararse con una escopeta. Hasta el día de hoy, lo q en verdad siento, y siento mucho, es la pérdida del ser humano mas q la pérdida del artista como tal. Ya q sin ser mi músico preferido (en sus propias palabras, se consideraba el peor de los mejores); y mucho menos un ejemplo de persona, siento q fue un compañero en el camino de mi vida, y como tal, de vez en cuando se le extraña.
Lo q si puedo decir, es q estoy casi seguro de q si hoy habría cumplido 46 años, de seguro estaría orgulloso de ver q su hija, Frances Bean Cobain, está teniendo una vida feliz y muy diferente a la existencia conflictiva q el llevó.
Sean felices, no recurran al suicidio, y si se sienten tristes llámenme… nada mas eso, q sus días sean largos y sus noches placenteras.
it's better to burn out than to fade away

No hay comentarios:

Publicar un comentario